Volver al listado

El rastrillo

  • 11 dic 2014
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Marta Fernández

Para tener tu jardín en un perfecto mantenimiento, deberás contar con una serie de herramientas imprescindibles para este fin. Una de ellas es el rastrillo. Éste es un instrumento agrícola y hortícola que consiste en una barra dentada fijada transversalmente a un mango. Si quieres conocer más acerca de esta herramienta, nosotros te damos unas cuantas claves de sus características y uso.

El rastrillo

Es un utensilio que se emplea para recoger hojas, heno y césped, entre otros. En jardinería se emplea para aflojar el suelo, quitar la maleza fina y nivelar el terreno. Los rastrillos más modernos, cuentan con dientes de acero, plástico o bambú, aunque históricamente se fabricaban con madera o hierro. Por otro lado, el mango se suele hacer desde siempre de madera o metal. Cuando los rastrillos tienen dientes más largos, éstos pueden estar dispuestos en forma de abanico plegable.

Rastrillo de hojas

A modo de curiosidad, y por si no lo sabías, te contamos que hay un dicho ruso, que dice: “tropezarse dos veces con el mismo rastrillo”; lo que viene a ser lo mismo que en “tropezarse con la misma piedra”. El significado es el mismo, que sería caer sobre el mismo error.

Tipos de rastrillos para el jardín

En cuanto a la tipología, se pueden distinguir tres distintos. Está el rastrillo para hojas, que es el más conocido. Éste tiene los dientes abiertos en forma de abanico. Por otro lado, está el que sirve para recoger las briznas de hierba situadas en la superficie, y se caracteriza principalmente por tener una gran cantidad de dientes situados muy próximos unos de otros.

El rastrillo

Por último, también puedes encontrarte en el mercado, el rastrillo de jardinería. Éste se diferencia de los otros dos en que cuenta con unas púas muy firmes que sirven para remover o colocar tierra. Otra de sus posibilidades es la de arrastrar los desechos que haya en el suelo.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario