pisos.com

Rehabilitación energética, o cómo ahorrarse unos euros en el IBI con una subvención

Hace tan sólo unos días, Cristobal Montoro, Ministro de Hacienda, hacía pública una interesante propuesta para los propietarios de inmuebles. Todos ya sabéis de la obligatoriedad de tener un certificado de eficiencia energética para alquilar, pero es que ahora, además tener una buena calificación supone otro beneficio más. ¿Te habías planteado seguir los consejos del certificador para pasar de una calificación D a C?

Eficiencia energética e IBI

Rehabilitación

Como profesional inmobiliario del alquiler insisto en la importancia que tiene ofrecer una vivienda idónea. Cuando un propietario decide alquilar su vivienda, tiene que estar seguro de que las condiciones de habitabilidad son inmejorables.

En los últimos presupuestos generales, se destinaba una partida muy importante a la subvención por rehabilitación de viviendas, a la que seguro ya muchos os acogisteis, tan importante en el parque inmobiliario español. De hecho, cuanto más cuidado esté un inmueble, mayor será su valor al alquilar y menos tiempo se necesitará para encontrar un inquilino perfecto.

Cuando se expide el certificado de eficiencia energética, el profesional te da  unos consejos para mejorar la calificación de tu piso. El cambio de las ventanas, la caldera o la mejora del aislamiento es algo que tendrás que hacer tarde o temprano, pero ahora estas mejoras, además de tener subvención, te rebajarán la cuota de IBI.

Los gastos del propietario

Un propietario tiene que hacer frente a las cuotas de la comunidad, derramas, seguro de hogar, mantenimiento, impuestos, etc… Si la vivienda no está alquilada tendrá que hacer frente él sólo a todo, pero alquilando compartirá parte.

Como bien decía antes, para alquilar es necesario tener en vigor el certificado de eficiencia energética, y aquí viene el fundamento de este artículo. Desde el próximo 1 de enero de 2016 la calificación energética influirá en el pago del IBI. Cuanto más eficiente sea un inmueble, más rebaja tendréis los propietarios en este impuesto anual.

Rehabilitar, alquilar, ahorrar

Acogiéndote a las ayudas a la rehabilitación y alquilando tu vivienda, sólo tendrás beneficios. Con las mejoras la rentabilidad a la hora de alquilar aumenta y también la calificación energética, así que conseguirás una renta mayor para tu piso de alquiler y un importe de IBI más bajo a pagar.

Descuentos en el IBI

Tal y como publica el Ministerio de Fomento, los propietarios de viviendas de alquiler con una calificación energética A se ahorrarán un 20% en el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles, con una calificación B el ahorro es del 16%, un 12% para las calificaciones C, un 8% para las D y un 4% para las E. Sin embargo, se prohíbe la rebaja para los inmuebles sin certificado energético o que no tengan una calificación superior a F o G.

¿Aún te quedan dudas?

Adiós calefacción central

Un nuevo cambio está a la vuelta de la esquina para las comunidades de propietarios. Si en tu edificio hay calefacción comunitaria o central se avecinan nuevas curvas a las que hacer frente.

Individualización

Aunque parece que aún falta demasiado, a partir del 1 de enero de 2017 la calefacción central dejará de funcionar tal y como la conocemos ahora y comenzará a pagarse de forma individualizada. Antes de la fecha establecida por la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo relativa a la eficiencia energética, todas las viviendas de comunidades con calefacción central tendrán que tener instalados repartidores de costes de calefacción, es decir, contadores  de calor individualizados.

Eficiencia energética

Siguiendo con los protocolos establecidos en materia de medioambiente, con esta nueva obligación se conseguirá un ahorro de energía de en torno al 20% para el año 2020, evitando así el descontrol sobre los consumos energéticos que supone el sistema actual de las comunidades de propietarios.

fin calefacción central

¿Hace falta este cambio?

Lo cierto es que este modelo de calefacción central ya está implantado en países europeos como Alemania, Francia o Suiza, y funciona. La realidad es que dentro de un mismo edificio las necesidades térmicas no son las mismas, por lo que la gestión independiente en función de la demanda es interesante. No es lo mismo vivir en un ático, que en un primero, o que tu vivienda esté vacía. A partir de ahora se acabaron las cuotas fijas y preestablecidas, cada uno pagará por su consumo real de calefacción.

¿Cómo afecta al alquiler?

En el sistema tradicional, la calefacción iba incluida en la cuota de comunidad de propietarios. Salvo que se especifique lo contrario en el contrato de arrendamiento, la comunidad le corresponde siempre al propietario. Hasta ahora, los inquilinos de este tipo de viviendas tenían, por así decirlo, la calefacción incluida en el precio, pero desde la entrada en vigor de esta nueva exigencia, serán los responsables del consumo energético. Propietario, si tu piso de alquiler tiene calefacción central, ten muy en cuenta esta nueva obligación y prepara tu vivienda para el cambio. Es necesario que se instalen los contadores pertinentes para adaptarse a la normativa, de lo contrario las multas pueden ascender a 10.000€

¿Tienes ya el Certificado de Eficiencia Energética de tu vivienda?

Desde el pasado sábado 1 de junio todas las viviendas que se quieran poner en alquiler o venta tienen que disponer de su Certificado de Eficiencia Energética donde se reflejen las condiciones de sostenibilidad del piso. Hace unos meses ya publicamos un post donde os contábamos qué es y para qué sirve este certificado energético de viviendas y hoy, con más datos, os detallamos cuál es el procedimiento para obtenerlo.

Puedes ver cómo se hace un Certificado de Eficiencia Energética de una vivienda en el siguiente vídeo 

Cómo se hace la Certificación Energética de una vivienda

Cómo se hace la Certificación Energética de una vivienda

La etiqueta energética

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento donde viene reflejado las condiciones de sostenibilidad de la vivienda, por ejemplo las características energéticas, las condiciones normales de funcionamiento, el confort térmico… un sistema por el que se etiqueta a la vivienda en un rango que varía de la “A” a la “G”, similar al de los electrodomésticos, y que concede información a un inquilino sobre las características de ahorro de un piso.

Este certificado sólo puede ser expedido por técnicos  especializados como arquitectos y es obligatorio para todos los pisos. En la etiqueta energética tiene que aparecer la calificación del inmueble, además de todas aquellas recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética del piso.

Registro del certificado energético de viviendas

Todos los Certificados de Eficiencia Energética de las viviendas tienen que estar  inscritos en el registro correspondiente, según la Comunidad Autónoma donde esté situado el inmueble. Esta semana la Comunidad de Madrid habilitó el suyo, aunque también lo tiene Andalucía, Valencia… son registros telemáticos accesibles para todos y gratuitos. Otras comunidades como Cataluña están trabajando para habilitarlo.

Inscribir tu certificado es tan fácil como seguir las instrucciones y presentar la documentación que te exigen los distintos organismos; desde casa puedes tramitarlo todo.

Posibles sanciones

Como ya hemos comentado, este certificado es obligatorio para todas las viviendas que se quieran promocionar en alquiler o venta. Ahora que ya es necesario para todos los inmuebles no tardéis en conseguirlo, pues existe un régimen de sanciones que van desde los 300 a los 6.000 euros y que estará fuertemente perseguido si no lo tenéis. De esta forma, por faltas leves se entenderá no mencionar el certificado en la oferta de la vivienda o incumplir la normativa relativa a su renovación y graves cuando no se presente el certificado ante la comunidad autónoma para que quede registrado o cuando no se entregue al inquilino. Si no cuentas con el certificado o su información esta falseada la multa te saldrá por pico, incluso superior al baremo establecido.

Certificación de eficiencia energética de viviendas

Aunque aún quedan unos meses para que la certificación energética sea obligatoria en las viviendas en alquiler o venta, ya hay empresas que la ofrecen para que los propietarios puedan disponer de ella durante el periodo voluntario, que durará hasta julio. Para todos los que aún no estáis al tanto de en qué consiste, os explicamos a grandes rasgos la importancia de tenerla para ahorrar y proteger el medioambiente.

Certificado de eficiencia energética de viviendas

Certificado de eficiencia energética de viviendas

¿Qué es el Certificado Energético?

El certificado energético es un documento que a partir de julio será  obligatorio y que tendrá que  tener todos los inmuebles que se vendan o alquilen para etiquetar su eficiencia.

Todos los propietarios tienen que disponer de esta etiqueta para poder promocionar sus inmuebles y  tendrán que facilitarla a cualquier usuario interesado en alquilar y conocer las características energéticas de la casa. Aunque aún quedan unos meses para que entre en vigor la obligatoriedad de su uso, Alquiler Seguro se adelanta y se convierte en la primera empresa del sector inmobiliario en ofrecer a sus clientes el servicio de certificación de eficiencia energética, de esta forma ya podrán hacer uso de ella  y adelantar a convertir su vivienda en eficiente y sostenible.

¿Qué información contiene la Etiqueta de Eficiencia?

Fundamentalmente lo que indica son las características energéticas de la vivienda, instalaciones, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, confort térmico, lumínico, calidad de aire interior… En definitiva, la etiqueta concede un grado a las condiciones de sostenibilidad de una vivienda.

De cara al posible inquilino, la certificación energética es un indicador más a la hora de buscar vivienda pues le concede mayor información de sus características y de su eficiencia y compromiso con el medio ambiente, y es que no es lo mismo buscar un piso que consuma mucha calefacción que uno con buen aislamiento, que haga que podamos ahorrar.

¿Cómo se obtiene la Certificación Energética?

Para obtener la etiqueta de eficiencia de tu casa no vale cualquiera. En primer lugar, la ley exige que esta sólo pueden suscribirla especialistas, técnicos profesionales que dispongan de una titulación específica.

Cuando realicen los técnicos certificadores el estudio incluirán nuestra vivienda en una clasificación similar a la que se hace con los electrodomésticos, de esta forma los inmuebles pueden obtener una calificación energética designada con las letras “A”, “B”, “C”… hasta la letra “G”, siendo la “A” la calificación correspondiente a los inmuebles más eficientes y la “G” la de los menos eficientes. La etiqueta que nos concedan tendrá una validez de 10 años y en el caso de mejora de la eficiencia energética de la vivienda será recomendable su renovación para actualizar la calificación energética.

Previsiblemente, este certificado será obligatorio para todas las viviendas a partir de julio, en consonancia con la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo, si necesitas más información puedes consultar en la web del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio la normativa que regula la Certificación Energética.