Volver a noticias

10 errores que se comenten al comprar una casa

Estos son algunos de los fallos de los que tendríamos que tomar conciencia.
  • 4 ene 2016
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir
10-errores-que-se-comenten-al-comprar-una-casa

&quote; Tanto la agencia de intermediación como la entidad financiera tienen sus propios intereses. &quote;

Se suele pensar que comprar una casa, ya sea para residir en ella o para ponerla en alquiler y obtener una rentabilidad, es fácil. Sin embargo, la experiencia nos ha enseñado que la compraventa tiene su lado oscuro. Estos son algunos de los errores de los que tendríamos que tomar conciencia:

  1. No pagar a un abogado: Vamos a comprometer una cantidad de dinero cada mes durante varias décadas para ser propietarios, pero los honorarios de un profesional que nos asesore y supervise el proceso nos parece un robo.
  2. Firmar a la ligera: Las escrituras tienen un lenguaje que cuesta entender y da pereza, así que no dedicamos tiempo a desentrañar su contenido. Estos papeles llegan al notario con tiempo suficiente antes de la firma como para saber qué se firma y aclarar las dudas.
  3. Pensar que el banco es nuestro amigo: Tanto la agencia de intermediación como la entidad financiera tienen sus propios intereses y velarán por su negocio. Hay que dedicar tiempo a buscar y comparar, sin dejarse llevar por el primer impulso.
  4. Comprar por encima de nuestras posibilidades. Hay que ser consciente del momento vital que se está atravesando y no querer adquirir la casa de nuestra vida si económicamente vamos a estar ahogados.
  5. Hipotecarse con un novio. El matrimonio y las parejas de hecho dibujan un futuro más seguro en caso de separación o fallecimiento. Un noviazgo no regulado solo admite incertidumbre. Acordar qué parte de la hipoteca paga quién solo cuesta 60 euros.
  6. Pedir avales a la familia. Ya hemos visto cómo terminan algunos casos en los que los padres ayudan a sus hijos con su firma. El riesgo que se corre es muy alto. No solo podría darse un desahucio por partida doble, sino que esta deuda la heredarían los hermanos.
  7. Preocuparse por la comunidad de propietarios. En los años de la crisis era común que, dentro de una urbanización, hubiera viviendas en manos de la promotora o de una entidad bancaria. Hay que asegurarse de que estos pagan sus cuotas.
  8. Cometer alzamiento de bienes. Para evitar perder la casa, muchos trataron de simular una venta o donación de padres a hijos. Es un fraude que, además, no hace que la deuda se evapore, sino que se herede.
  9. No limitar el tiempo de venta. Cuando se pone en manos de un profesional la venta de la vivienda, es importante acortar ese poder en el tiempo. Igualmente, es fundamental pedir una copia simple para revocarlo.
  10. No analizar la solvencia del inquilino. Los impagos de alquiler están a la orden del día. Hay que tomar precauciones ante esta situación, ya sea realizando una selección exhaustiva o delegando en alguna empresa especializada.

Leer la noticia en El País


Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario