Volver a opinión

5 claves para ahorrar en el recibo de la comunidad de vecinos

  • 3 feb 2016
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir
Ricardo Vela Rodríguez, director nacional de gestión y eficiencia energética de Aldro Energía Ricardo Vela Rodríguez, director nacional de gestión y eficiencia energética de Aldro Energía

&quote; Con los contadores individuales cada vecino paga por la energía consumida. &quote;

Que la temperatura de confort se sitúe -por convención- entre los 19 y los 21 grados, puede ser discutible. No digo que no. A algunos les gustará estar con el jersey y la mantita en casa, mientras otros no conciben la calidez del hogar, sin una temperatura algo superior. Sin embargo, cuando se trata de pagar las cuotas conjuntas de, por ejemplo, una comunidad de vecinos, eso ya es otro cantar.

En este caso, además de ser necesario encontrar una solución justa y responsable para todos los propietarios, es importante tomar conciencia de la importancia del ahorro y la eficiencia energética. Teniendo en cuenta que alrededor de 1,7 millones de edificios cuentan con un sistema de calefacción central, es importante seguir estos consejos que ahorrarán notablemente en el recibo de la comunidad, a la vez que reducirán nuestro gasto energético.

  1. Efectuar una transición tecnológica en las salas de instalaciones que cuenten con calderas antiguas o fuentes de energía cuyo coste unitario sea elevado (gasóleo) o deban adaptarse a la normativa legal (carbón).
  1. Integrar sistemas de automatización que permitan adaptar la generación de energía térmica a la demanda del edificio. El registro del conjunto de factores intervinientes en la producción de energía y su monitorización remota en tiempo real serán factores determinantes para mantener las instalaciones, detectar averías o adaptar hábitos o costumbres.
  1. Implantar la figura del gestor energético permite procesar los perfiles de consumo y contrastarlos con los datos de producción del sistema de generación, facilitando de esta forma la implantación de futuras medidas de ahorro. Así mismo, la figura del gestor energético permite contar en todo momento con un asesoramiento especializado para garantizar el mejor precio de la energía y una gestión profesional en la contratación de servicios.
  1. La instalación de repartidores de costes de calefacción o contadores individuales de calefacción con el fin de que cada vecino pague por la energía consumida y no por su coeficiente de participación en la comunidad generará por si sola la racionalización del consumo de forma individual, lo que producirá una disminución de costes a nivel colectivo.
  1. La contratación de una empresa de servicios energéticos permitirá ofrecer un servicio integral que facilite la implantación de la batería de medidas de eficiencia energética existente en el mercado, garantizando un ahorro y asegurando en la mayoría de las ocasiones, que el proyecto se financie con los ahorros obtenidos.

Además de estos consejos, dirigidos a fomentar el ahorro y la eficiencia energética, hoy en día existen soluciones enfocadas a actuar sobre las instalaciones comunitarias de iluminación, que disminuyen y minimizan el impacto económico de prestar un servicio esencial para los vecinos. Es importante conocer que estos nuevos sistemas pueden llegar hasta un 40% del coste total en este apartado, un dinero que las familias podrían ahorrar o destinar a otros gastos más atractivos.


Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario