¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

5 techos abovedados

Los techos rectos son, normalmente, los más comunes. Esto hace que las viviendas puedan ser algo aburridas. Los techos abovedados dan personalidad a una vivienda y pueden convertirse, con el revestimiento adecuado, en los protagonistas visuales del hogar.

  1. Revestidos en ladrillo rojo se convierten en un espectáculo para la vista, es capaz de crear dolores de cuello pues invita a no parar de mirarlo. El revestimiento ha dejado a la vista las vigas de madera que combinan en armonía con el suelo de madera y el estilo rústico de la cocina.»»
  2. Estos techos convierten cualquier estancia en una casa abuhardillada. En este caso, la bóveda es mucho más acusada. Las vigas se encuentran también a la vista pero en esta imagen se han pintado en blanco nuclear para unificar todo el techo. Esta opción consigue otorgar una sensación de espacio y luminosidad muy útil en viviendas de techos tan abovedados como este. En estos techos, lo mejor es optar por lámparas de techo de largo pendel, para acercar la luz a nuestra actividad diaria.»»
  3. Cuando las estancias son tan espaciosas como la de esta imagen, un techo muy recargado, cuando es abovedado, no es una buena idea. Este es un claro ejemplo de que la sencillez es el mejor aliado en algunos casos. La pintura y los alógenos como iluminación son los únicos elementos de este techo. El blanco vuelve a ser el color elegido para potenciar la luz de los ventanales.»»
  4. El estilo rústico y los elementos en madera son los compañeros que mejor conviven con los techos abovedados. Las vigas a la vista son, como vemos, una constante en estas construcciones. Si antes las veíamos pintadas, ahora se ha mantenido y potenciado el color original de la madera de nogal. Además, la sujeción se completa con aseguradores de acero, a juego con los pendeles de las lámparas.»»
  5. Para lugares de montaña y fríos, un techo abovedado se reviste con madera para mantener el calor del interior. Las baldas de madera se han integrado para que combinen a la perfección con las vigas, creando un techo unificado. Además, la madera de abedul, conservando su color natural, embellece una estancia en colores claros como esta.

»»

Como habéis visto, los techos abovedados son una buena opción para la construcción de una vivienda, rompiendo la monotonía de los techos bajos y rectos, las formas e irregularidades nos encantan, ¿y a ti?

Publicidad