¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

Ahorro energético y electrodomésticos: consejos para una casa eficiente

Se inaugura un nuevo año y, entre los propósitos que te has marcado, está el de ser más respetuoso con el medio ambiente. Para ello, uno de las primeras acciones que deberás llevar a cabo es apostar por aparatos eficientes. Existe una relación directa entre ahorro energético y electrodomésticos. Con estos consejos básicos vas a poder contribuir a la sostenibilidad. Son simples gestos con los que ganas tú y gana el planeta.

electrodomésticos con alta eficiencia energética

Para fomentar el ahorro energético, apuesta por electrodomésticos que tengan etiqueta energética A. Los electrodomésticos que más consumen son el frigorífico, la lavadora y el lavavajillas

Si tus viejos electrodomésticos necesitan renovarse, fíjate en las etiquetas energéticas cuando tengas que ir a comprarlo. Apuesta siempre por los de la clase A ya que llegan a ahorrar hasta un 70% de su vida útil.

electrodomésticos eficientes

El frigorífico deberá estar alejado de emisores de calor, tales como radiadores o los propios fogones de la cocina. Además, debe mantenerse limpio sin escarcha. ¿Sabías que el 19% de la luz que gastas en casa está destinada a enfriar alimentos?

frigorífico eficiente

Lavadoras y lavavajillas son los siguientes en la lista de gran consumo. Se recomienda ponerlos únicamente cuando estén llenos y en ciclos de lavado corto. Ojo con los filtros, sobre todo, el de la secadora. Deberás límpliarlos regularmente.

lavadora y secadora eficientes

La electricidad es un factor decisivo para el ahorro energético. Deberás usar bombillas de bajo consumo y preocuparte por apagar la luz roja de encendido o ‘stand by’

Encender la luz también puede ser una tarea sostenible si apuestas por bombillas de bajo consumo y al adquirir la lámpara te fijas en la ecoetiqueta. En ella te debe indicar que se han utilizado materiales reciclados en su diseño.

iluminación eficiente

Permitir que la luz natural entre en tu casa es una decisión acertada. No tapes las ventanas con gruesas cortinas. Instala reguladores de intensidad para controlar los niveles de luz según la zona. Desenchufa siempre los dispositivos de la regleta y ahorrarás un 5% de luz.

La temperatura ideal para la calefacción en espacios cerrados se sitúa entre 19 y 21 ºC. El mantenimiento de radiadores y de la caldera es fundamental para evitar averías mayores

En cuanto a la climatización, mantener una casa a una temperatura de entre 19 y 21º C es lo recomendable. Bajar o subir de esta temperatura puede aumentar el consumo de tu aparato hasta en un 7% por cada grado.

radiadores

En ocasiones, la caldera puede requerir una puesta a punto debido a una fuga, por ejemplo. Existen empresas de mantenimiento que, por un pequeña cuota anual, te arreglarán las averías que se produzcan respecto a la calefacción.

¿Qué otros consejos pones en marcha para contribuir al ahorro energético?

Publicidad