Alquilar una habitación en un piso compartido es un 5,4% más caro que el año pasado: 282 euros al mes

Según el estudio realizado por pisos.com, a partir de los datos extraídos de pisocompartido.com, el portal líder en habitaciones de alquiler en España, la renta media nacional ha subido con respecto al pasado año un 5,38%, pasando de los 267,79 euros mensuales de 2021 a los 282,19 de 2022. Mientras que Madrid y Barcelona capital aglutinaban el 35% de la oferta el año pasado, este año apenas suponen el 18%, lo que evidencia la falta de stock en ambas ciudades. En este sentido, Madrid ha perdido 5 puntos, mientras que Barcelona ha caído 12.

Según Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “el tope del 2% a la subida de los alquileres ha provocado que muchos propietarios hayan retirado sus pisos. Esta huida también pone en evidencia el rechazo a la incertidumbre que está provocando la Ley de Vivienda”. El experto indica que “en una época de inflación como la que estamos atravesando, la vivienda es un valor defensivo, pero las medidas intervencionistas no alientan precisamente la inversión”.

La contracción de la oferta en Madrid y Barcelona es un síntoma evidente de que los propietarios están empezando a retirar producto del mercado debido a las limitaciones normativas

Por otro lado, el informe indica que, en cuestión de género, el 54,88% de los futuros inquilinos son chicas frente al 45,12% de chicos. El grupo de edad más numeroso es el que va de los 18 a los 25 años (51,06%), seguido del intervalo de entre 26 y 35 años (29,32%). Por su parte, los inquilinos de entre 36 y 45 años representan el 10,96% de la demanda y los que tienen entre 46 y 60 años el 6,57%. Por último, los mayores de 60 son el grupo más reducido: 2,08%.

El portavoz del portal inmobiliario señala que compartir piso ha dejado de ser una cuestión de universitarios y trabajadores noveles: “Cada vez hay más personas por encima de los 30 años que deben recurrir a compartir piso porque no cuentan con un empleo estable o no están dispuestos a comprometer su capacidad de endeudamiento por encima de lo razonable”. Font admite que “si bien esta modalidad de alquiler ayuda a ahorrar más de cara a ser propietarios más adelante, plantea un retraso en la compra de una primera vivienda que impide que avancemos en la creación de hogares”.

El inquilino medio es una mujer (55%) de entre 18 y 25 años (51%) que busca piso en las provincias de Madrid y Barcelona

Según el informe, el 36,44% de los pisos compartidos se reparte entre Madrid (16,97%), Barcelona (13,11%) y Valencia (6,37%). Si ampliamos a diez provincias, el porcentaje de pisos llegaría al 63,9%. Respecto al reparto de la demanda, son las provincias de Madrid (22%), Barcelona (21,89%), Sevilla (7,12%), Valencia (5,15%), Málaga (4,61%) las que aglutinan el 60,79% de los inquilinos que buscan habitación.

En cuanto a las capitales de provincia, cinco de ellas aglutinan el 30,97% de la oferta de pisos con habitaciones en alquiler: Madrid (10,96%), Barcelona (7,13%), Sevilla (4,53%), Granada (4,36%) y Valencia (4%). Por otro lado, la proporción de inquilinos que busca piso en Madrid (18,12%), Barcelona (17,27%), Sevilla (6,57%), Valencia (4,38%), Málaga (3,57%) supone el 49,92%.

Al tomar como referencia las diez provincias con mayor concentración de demanda y analizar el reparto de la misma en función del sexo, se corrobora la superioridad del género femenino en todas ellas. Granada ha sido la provincia con más chicas (60,32%) y menos chicos (39,68%), mientras que Las Palmas arroja la menor cantidad de demanda femenina (49,74%) y la mayor de masculina (50,26%).

Respecto a la edad de los inquilinos en las diez provincias con más demanda, el tramo de edad dominante es el que va de los 18 a los 25 años. El máximo y el mínimo en el grupo de los más jóvenes se localizan en Granada (65,34%) y en Baleares (34,54%). Los inquilinos con más de 60 años alcanzan su mayor representación en Vizcaya (3,71%), mientras que en Barcelona (1,39%) es donde su presencia es más escasa.

La capital más cara para compartir piso es Barcelona (461 €/mes) y la más barata Badajoz (150 €/mes)

La capital de provincia en la que resulta más caro compartir piso es Barcelona (460,58 €/mes), seguida por Madrid (429,46 €/mes), Donostia-San Sebastián (426,67 €/mes), Palma de Mallorca (408,97 €/mes) y Valencia (368,19 €/mes). En cuanto a las más baratas, el listado está encabezado por Badajoz (150 €/mes), teniendo por detrás a Ciudad Real (165,83 €/mes), Zamora (183,57 €/mes), Ávila (198,44 €/mes) y Lugo (200 €/mes).

A la hora de buscar compañeros de piso, el 71,90% de los anuncios publicados no especifica preferencia de género. Los pisos que solo aceptan abarcan el 13,18% de la muestra y los que solo aceptan chicos el 1,88%. En cuanto a las parejas, son aceptadas en el 6,52% de los pisos. Las mascotas son bienvenidas en el 6,78% de las viviendas, mientras que los fumadores tienen vetada la entrada en el 27,20%.

Respecto al equipamiento de los pisos compartidos, la lavadora está presente en el 46,21% de la oferta; la televisión, en el 37,95%; el teléfono, en el 4,29%; e Internet, en el 39,89%. Por otro lado, el 51,23% de las viviendas con habitaciones en alquiler tienen ascensor, el 17,07% trastero, el 0,65% piscina, el 6,39% secadora y el 0,35% gimnasio.

En cuanto a las habitaciones en alquiler, los dormitorios amueblados bajan del 85,13% de la muestra frente al 94,69% de 2021. Las habitaciones exteriores en 2022 ocupan el 50,16% del total, y en 2021 alcanzaron el 64,25% de la oferta. Las suites bajan del 14,25% de 2021 al 10,98% de este año. Por otro lado, el 60,48% de los pisos cuenta con calefacción. Este porcentaje fue del 56,23% en 2021. El aire acondicionado está presente en el 15,90% de la oferta, un porcentaje que el año pasado afectó al 20,23% de los anuncios.

Publicidad
Suscríbete a nuestra news
y recibe la mejor info práctica, guías y actualidad