¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

Cómo llevar la atención al cliente al siguiente nivel

Hablar de atención al cliente es hablar de experiencia del consumidor, un pilar para la reputación de cualquier inmobiliaria. Tanto es así que este capítulo no ha dejado de reinventarse gracias, entre otras muchas cosas, a las aportaciones y posibilidades que brindan las nuevas tecnologías.

Hoy los tradicionales carteles de ‘se vende’ o ‘se alquila’ -que hasta hace apenas unos años eran frecuentes colgando de terrazas y balcones-, son una especie en peligro de extinción. En su lugar, proliferan los anuncios en portales y webs especializadas que, si bien aportan una comunicación más efectiva y directa con los potenciales compradores, a veces dibujan una distancia invisible que hay que estar preparados para salvar.

Para que la fórmula funcione, la atención al cliente debe trascender de la mera transacción comercial. Una atención personalizada y eficiente no solo garantizará la satisfacción del cliente sino que te ayudará a construir una reputación positiva. En un sector como el inmobiliario, donde la confianza es fundamental, priorizar el trato cercano y profesional es sinónimo de fidelidad, pero hay más.

Customer experience

La tecnología ha supuesto un impulso importante. Sin embargo, lo que ha revolucionado completamente la atención al cliente en el sector inmobiliario ha sido el cambio de enfoque. Si quieres llevar este capítulo a su próximo nivel, debes empezar por colocar la experiencia del cliente en tu lista de prioridades. ¿Cómo? Un buen punto de partida es apostar por la transparencia y la comunicación efectiva.

Es cierto que el fin último de cualquier relación comercial es la venta. Pero por el camino debes transmitir confianza y fiabilidad. Los clientes no son meras transacciones, escúchales activamente, averigua qué necesitan, mantén una comunicación abierta y regular con ellos y trata de resolver sus necesidades con profesionalidad y sin dobleces.

Atención personalizada

Establecer una conexión personal con los clientes, comprendiendo sus necesidades y deseos es esencial. La escucha activa en las distancias cortas está bien, pero si quieres llevar la atención al cliente al siguiente nivel en tu negocio ¿qué tal probar con el análisis de datos? Utilizar la tecnología para almacenar información relevante te ayudará a comprender mejor las preferencias de tus clientes, personalizar las ofertas y mejorar la eficiencia operativa. De hecho, esta información puede ser muy útil a la hora de predecir tendencias del mercado y ajustar estrategias a la hora de comercializar tus inmuebles.

La era de la inmediatez

El tiempo es oro o, dicho de otro modo, en la era de la inmediatez, la velocidad importa. Aplicado a la mejora de la atención al cliente en el negocio inmobiliario el ejemplo más claro puede ser la integración, a través de plataformas digitales, de chats de respuesta en tiempo real o, incluso, respuestas automáticas.

Muchas agencias inmobiliarias han implementado chatbots y asistentes virtuales para brindar respuestas rápidas a consultas comunes, programar visitas y proporcionar información básica sobre propiedades. Esto agiliza el proceso de atención al cliente y mejora la disponibilidad.

Automatización de tareas

El envío de correos electrónicos, la programación de citas o el seguimiento de clientes potenciales son tareas en las que puedes recortar tiempos. No se trata de desatenderlas, nada más lejos de la realidad, sino de optimizar el tiempo mediante la automatización de tareas repetitivas. De este modo podrás tener más margen de maniobra y dedicar tu tiempo a desarrollar una atención más personalizada en las relaciones con los clientes,  concentrándote en actividades más estratégicas.

Tecnologías inmobiliarias

El potencial de las nuevas tecnologías en el capítulo de la atención al cliente es innegable. Pero más allá de recabar información, ahorrarte tiempo y esfuerzo o mejorar la velocidad de respuesta, su aplicación te permitirá mejorar tu negocio -y por extensión la experiencia de tus clientes- de manera integral. El uso de aplicaciones móviles, sitios web interactivos y plataformas en línea son un must have en el día a día inmobiliario y han transformado la forma en que los clientes buscan propiedades y se comunican con las agencias. Pero hay más.

Si quieres estar a la vanguardia del sector, las visitas virtuales, vídeos y recorridos 3D son indispensables para mostrar a tus potenciales clientes las propiedades de manera más efectiva, explorando los espacios de manera inmersiva desde la comodidad de sus hogares.

Acceso a la información y retorno

Los clientes han cambiado. Hoy la necesidad de información es mayor que nunca y, antes de tomar una decisión, se exploran todos y cada uno de los detalles. Proporcionar recursos educativos en línea como, por ejemplo, guías sobre el proceso de compra de una vivienda o consejos para inversores inmobiliarios puede ser un valor añadido que te ayude a construir esa relación de confianza clave para el negocio. Además, es importante fomentar la retroalimentación o, lo que es lo mismo, pedir opiniones a tus clientes sobre la experiencia y utilizar esa información para mejorar tus servicios.

Utilizar activamente las redes sociales, explorar nuevas estrategias de marketing digital, estudiar a la competencia, estar al día de las nuevas tendencias del sector… Todo suma para llevar alcanzar la excelencia en tu negocio pero, sean cuales sean los recursos que pongas en práctica, recuerda colocar siempre al cliente en el centro.

Publicidad