¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

Salones blancos: La elegancia de un salón ‘total white’

El blanco es el color ideal para dar más luminosidad y amplitud a tu salón. Es un tono muy combinable que puede crear ambientes muy variados. Si te gusta el blanco como color protagonista de tu sala de estar te interesará saber algunas claves para conseguir la combinación perfecta. Estos salones blancos te encantarán porque te muestran diferentes posibilidades en función de tu estilo favorito.

¿Cómo decorar un salón con muebles blancos? El ‘total white’ es muy agradecido. Un salón en blanco no tiene por qué resultar frío o desangelado si aplicas los complementos adecuados

El blanco es un color que podemos utilizar en grandes dosis sin temor de recargar el ambiente. Sin embargo, decorar con tonos blancos únicamente puede crear sensación de frialdad en una estancia destinada al ocio y al descanso.

cómo decorar un salón en blanco

Los textiles con fibras naturales aportan calidez al ambiente de tu salón blanco. Una alfombra de sisal, bambú u otro material parecido ayudará a contrarrestar la frialdad del blanco.

complementos para salones blancos

Los cojines también pueden ayudarte a generar un contraste de tonos bastante interesante. Recuerda la máxima de la decoración: salón blanco sí, pero con un toque que ilumine. Al decorar con blanco eliges un tono que combina con todo, por tanto puedes escoger cojines lisos, con estampados o combinar cojines de distinta variedad.

cojines de colores en salones blancos

Los salones blancos no son sinónimo de habitaciones aburridas. Un toque pastel por aquí, un mueble de madera por allá… Tu salón blanco será la estrella de la casa

Si quieres aportar sensación de suavidad en tu salón decorado en blanco puedes acompañar el conjunto con tonos pastel. Decora con complementos en azul celeste, rosa apagado, gris, o marfil.

salones blancos con complementos en tonos pastel

Para los amantes de los colores fuertes y vibrantes, lo más aconsejable es que se utilicen tonos más fuertes, como el rojo o el negro. Decorar las paredes con cuadros alegrará tu salón en color blanco, además de proporcionarle un contraste rompedor.

cómo decorar un salón blanco con contraste

Los muebles con aire antiguo te ayudarán a aportar a tu salón un aire romántico. Los salones vintage blancos están de moda. Marcos de fotos antiguos, una silla de otra época, una antigua máquina de coser o un mueble reciclado te ayudarán a crear un espacio shabby chic.

salones shabby chic

Los estilos de un salón decorado en blanco son muy variados. Hay salones blancos minimalistas, rústicos, vintage… No te olvides de lo que destaca en los salones blancos la madera

Los partidarios del blanco en salones defienden que es un color que transmite paz y tranquilidad, mientras que sus detractores consideran que es un tono demasiado sobrio y soso. Los techos con vigas de madera pintadas en blando estructuran el salón y le aportan un toque rústico muy suave.

salones en blanco y madera

Otra manera de que el blanco no resulte soso es cubrir las paredes del salón con papel o revestimientos con formas y relieves, pero sin renunciar al blanco dominando el espacio, dado que ese es el objetivo: decorar un salón en blanco.

papel pintado blanco

Los muebles de madera también aportarán personalidad a tu salón. Los salones en blanco y madera son de lo más elegante. Además, e blanco combina perfectamente tanto con las maderas claras como con las oscuras.

salones en blanco y con muebles de madera

Otra gran ventaja de los salones en blanco es las grandes posibilidades de personalización que ofrecen. Atrévete a decorar tu pared con letras o dibujos, o a escoger unas cortinas rompedoras.

cómo introducir contraste en el salón blanco

¿Te gustan los salones decorados en blanco? ¿De qué color es el salón de tu casa?

Publicidad