¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

Descubre el grandmillennial, el estilo decorativo que arrasa

El poder del minimalismo lleva tiempo cuestionándose. Los ambientes en blanco y negro en los que domina la línea recta se consideran fríos y desangelados sin algún estampado o curva que los alegre. Los que ya están por los treinta y muchos están cansados de tanta rigidez, por eso echan la vista atrás para traer a la actualidad la manera en la que decoraban nuestras abuelas. Este estilo decorativo se llama grandmillennial, debido al rango de edad que lo está moviendo en redes como Instragram, o granny chic, ya que busca inspiración en lo tradicional, pero con el punto de confort del que carece el superficial kitsch o el despersonalizado vintage.

Los ambientes grandmillennial recuperan la cretona o el chintz con grandes estampados florales que también invaden el papel pintado, que se hace fuerte en todas las habitaciones de la casa

En un salón grandmillennial se vuelve la mirada hacia butacas tapizadas con tejidos de algodón de aspecto rústico como el lustroso chintz o la fuerte cretona. Los estampados tienen figuras grandes de inspiración floral, vegetal o animal.

salón grandmillennial

Este tipo de estampados también ocupa las paredes gracias al papel pintado, el revestimiento estrella de las paredes que apuestan por el granny chic. Igualmente, se recuperan los marcos dorados y las alfombras Ziegler y Kazak.

salón granny chic

En este tipo de ambientes se cuelan muebles de mimbre que ya hemos visto formar parte de otros estilos decorativos. Lo esencial dentro del grandmillennial es que estas piezas sean realmente antiguas y no meras reproducciones.

salón neotradicional

Aquellos que quieren llevar el granny chic a sus últimas consecuencias sentirán el horror vacui en las paredes, además de complementar sofás y sillones con mantas de ganchillo hechas a mano. Los colores vivos vuelven a estar de plena actualidad.

salón estilo grandmillennial

Las cocinas granny chic nos trasladan sin escalas a nuestra infancia. Muebles llenos de detalles decorativos heredados, desde vajillas hasta teteras, y siempre a la vista, sin esconder nada

Es posible que quieras incluir algún detalle grandmillennial en tu cocina, pero sin abusar. Las lámparas de techo con ventilador son un buen ingrediente, aunque una butaca tapizada o algún adorno en calamita también son dignos representantes.

cocina grandmillennial

Pero si eres un auténtico fanático de este estilo, entonces no te cortes a la hora de mostrar toda tu colección de tarros, porcelana o accesorios de cocina con cierta edad: un escurridor, una báscula, ollas… Atención porque el hule está on fire.

cocina granny chic

Pero más allá que una simple acumulación de trastos, los objetos del grandmillenial deben tener una historia, aunque los hayas comprado en un mercado de pulgas. Es importante saber de dónde han salido, de qué fecha datan y sentirte orgulloso de tenerlos.

cocina estilo grandmillennial

La pasión por el grandmillennial se cuela en dormitorios, baños y recibidores, así como una estancia de la casa indispensable para un férreo defensor de este recargado estilo: la sala de costura

El papel pintado vuelve a ser el centro de atención en el dormitorio grandmillennial, donde no faltan las colchas y edredones con volantes y faldones. Los cabeceros tapizados o de madera con barrotes combinan con un farol de forja y cuadros de punto de cruz.

dormitorio grandmillennial

En el baño grandmillennial hay una combinación ganadora: el zócalo de madera a media altura con el papel pintado. En esta ocasión, este revestimiento se ha hecho con retales, formando un collage muy acertado. Las baldosas con flores son ideales.

baño grandmillennial

De nuevo, nos encontramos el papel pintado. Esta vez, nada más cruzar la puerta de entrada. Este recibidor con muebles en azul cielo, suelo de damero y paredes con patrones típicos del toile de jouy es una maravilla.

recibidor grandmillennial

Los grandmillennial aman la costura, por eso no es de extrañar que tengan un rincón de la casa para llevar a cabo sus creaciones. Bordar, hacer ganchillo o confeccionar cortinas y fundas de cojín será más agradable en una sala con esta.

sala de costura granny chic

¿Qué te parece el estilo grandmillennial?

Publicidad