¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

Descubre la última tecnología para blindar tu casa

En 2023, los diferentes cuerpos policiales de España registraron 84.446 denuncias por robos con fuerza en domicilios. Estos datos del Ministerio del Interior suponen 231 robos cada día, 10 cada hora, uno cada 6 minutos. Además, estas denuncias suponen el 53% del total de las registradas en el país. No hay ningún delito más común que el robo en viviendas.

A todo esto, hay que sumar las ocupaciones ilegales. En muchos de los casos ocurren en propiedades vacías. Les denuncias por ocupaciones ilegales en España llegaron a las 15.289 en 2023.  La conclusión es que los domicilios particulares son un objetivo claro y prioritario de los delincuentes. Este escenario ha llevado a los propietarios a buscar en el mercado todo tipo de soluciones para proteger sus casas.

La innovación está permitiendo que las soluciones de protección del hogar sean cada vez más robustas y efectivas. No obstante, y a pesar de todos los sistemas disponibles, los datos aportados por las diferentes empresas del sector demuestran que uno de cada tres domicilios aún no tiene ni puerta blindada, ni alarma, ni ningún tipo de sistema de seguridad añadido.

Alarmas autogestionadas

Algunas alarmas del hogar ya integran funcionalidades que permiten que se armen y desarmen a sí mismas, sin necesidad de interactuar con el propietario. De esta manera, el usuario no tiene que preocuparse de conectar o desconectar la alarma. Esta función de automatización se basa en la actividad que la alarma detecta dentro del hogar y se adapta al estilo de vida y las rutinas de la casa. La alarma se conecta automáticamente cuando los ocupantes se van a dormir y se desconecta cuando se despiertan.

Videovigilancia inteligente

Esta innovación permite diferenciar entre personas, mascotas y vehículos. Al detectar una intrusión, emite una señal sonora de advertencia para alertar y ahuyentar a los intrusos. Al mismo tiempo, las cámaras de interior proporcionan una vista en tiempo real del hogar, permitiendo verificar que todo esté en orden. Además, las cámaras con audio bidireccional permiten comunicarse con los ocupantes del hogar a través de un dispositivo móvil, facilitando conversaciones con sus hijos, padres o mascotas, por ejemplo.

Reconocimiento facial

Las cámaras de seguridad más innovadoras ofrecen mucho más que simples grabaciones. Incorporan capacidades de reconocimiento facial, detección de movimiento avanzada y análisis en tiempo real, que permiten a estos dispositivos no solo alertan sobre actividades inusuales, sino también proporcionar pruebas cruciales en caso de delitos.

Actividad simulada

La conexión de las alarmas con otros sistemas domóticos permite simular presencia en el hogar. Mediante la programación de luces y aparatos electrónicos se consigue crear el efecto de actividad en el interior y esto ayuda a disuadir a los ladrones.

Integración de IA

La inteligencia artificial (IA) está revolucionando la seguridad del hogar mediante la identificación de patrones de comportamiento y la predicción de posibles brechas de seguridad antes de que ocurran. Esto permite a los sistemas de seguridad ser proactivos en lugar de reactivos, una ventaja significativa en la prevención de incidentes.

Así funciona una cámara de vigilancia con inteligencia artificial

La inteligencia artificial en las cámaras de vigilancia se basa en algoritmos y analíticas de video que permiten recolectar valiosos datos. Estos algoritmos pueden ser entrenados para reconocer objetos y personas, comprender el contexto y tomar decisiones de manera autónoma. Las cámaras de vigilancia con IA pueden ser utilizadas para:

  • Análisis de imágenes: Las cámaras de vigilancia con IA pueden analizar imágenes y audio en tiempo real para detectar y predecir incidentes. Esto incluye la detección de intrusos, la identificación de vehículos robados y la localización de personas en tiempo real.
  • Predicción de incidentes: También pueden analizar patrones de comportamiento y predecir posibles incidentes antes de que ocurran. Esto permite a los responsables de las centrales de alarmas tomar medidas preventivas y minimizar la ejecución de falsas alarmas.
  • Control de accesos: Estas cámaras pueden ser utilizadas para controlar el acceso a zonas específicas. Por ejemplo, pueden reconocer el rostro de una persona y darle acceso automatizado a una zona.
  • Medición de aforos: Las cámaras de vigilancia con IA pueden ser utilizadas para medir el aforo de personas en lugares públicos y privados.

Cerraduras electrónicas

También conocidas como smart locks, estos dispositivos electrónicos permiten abrir y cerrar puertas sin usar llaves, a través de aplicaciones móviles de domótica, conexión WiFi, Bluetooth, tarjetas electromagnéticas, reconocimiento de huella digital o códigos de seguridad. Por ejemplo, si estamos fuera de casa y llega un transportista con un paquete, podemos abrir la puerta con el smartphone.

En caso de que el dispositivo deje de funcionar por un apagón o cualquier otro motivo, siempre existe la opción de usar llaves tradicionales. Además, la mayoría de estos dispositivos son compatibles con las cerraduras convencionales. Es recomendable adquirir cerraduras inteligentes de alta calidad y de marcas reconocidas.

Puertas blindadas

La puerta principal es un elemento importante para tener en cuenta. Su consistencia ya está explicando a los delincuentes que no va a ser fácil entrar en ese domicilio y puede tener un claro efecto disuasivo. Las puertas blindadas se dividen en seis clases que clasifican su grado de resistencia. Según la Norma Europea ENV 1627, las clases son:

  • Clase 1: resistencia a un ataque físico humano
  • Clase 2: resistencia a ataques de robo con destornilladores y/o alicates
  • Clase 3: resistencia a los ataques de palancas
  • Clase 4: resistencia a agresiones con herramientas de batería
  • Clase 5: resistencia a agresiones con herramientas eléctricas de alta potencia
  • Clase 6: resistencia a ataques con ganzúas y herramientas de manipulación

Drones de vigilancia

El uso de drones para la vigilancia residencial está regulado por la Ley 22/2019, de 23 de diciembre, de Seguridad Ciudadana, que establece que los drones deben ser utilizados de manera que no infrinjan los derechos fundamentales, incluyendo el derecho a la intimidad personal y familiar y la protección de los datos personales. A efectos prácticos, sólo se pueden utilizar drones para la vigilancia residencial con autorización judicial, cumpliendo la normativa de protección de datos y siempre cumpliendo con el respeto al derecho a la intimidad.

Publicidad