¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

Este verano, mucha piscina y poca agua

Nos situamos en la provincia de Málaga. Cualquier día soleado de este mes de julio. Una vivienda con jardín y niños jugando en la piscina. Es una piscina mediana, de 10 metros de largo por 5 de ancho y 1,5 de profundidad. Todo normal.

Pero mañana, esa misma piscina tendrá unos 400 litros menos de agua. La culpa no la tienen los niños, por mucho que chapoteen y salpiquen, la culpa la tiene la evaporación. Los cálculos son de la consultora Hidrología Sostenible, y se han hecho a partir de datos meteorológicos reales.

400 litros de agua al día son muchos. Y más si empezamos a multiplicar. Primero debemos multiplicar por los días al año con estas condiciones meteorológicas (pongamos que sean 60), y después por el número de piscinas en viviendas que hay en España, que son 1,3 millones según la Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas (ASOFAP).

La cifra resultante contiene 11 dígitos y supera los 30 mil millones de litros de agua. Dicho de otra forma, con el agua que se evapora cada año de nuestras piscinas podríamos llenar los 374 embalses del país hasta un 60% de su capacidad.

Por si fuera poco, hay dos factores más que contribuyen al desperdicio del agua de las piscinas. Por un lado, están las fugas, complejas de detectar y carísimas de reparar. Y por otro lado, está la limpieza de los filtros, un proceso que puede llegar a consumir entre 1.000 y 2.000 litros más de agua.

Es evidente que una piscina requiere mucha agua.

¿Dónde están las piscinas en España?

Las 1.300.000 piscinas en España están repartidas por todo el territorio, pero centradas en las zonas de mayor población y mayor calor. Dicho esto, Baleares es la comunidad que acumula más piscinas por cada 1.000 habitantes, con una ratio de 98,98 piscinas por 1.000 habitantes. En el polo apuesto encontramos Navarra, con tan solo 7,56 piscinas por cada mil habitantes.

 

Comunidad Autónoma Piscinas por 1.000 habitantes Número de Piscinas
Andalucía 29,60 250.000
Cataluña 28,28 220.000
Comunidad Valenciana 35,59 180.000
Madrid 22,09 150.000
Baleares 98,98 120.000
Región de Murcia 64,59 100.000
Canarias 31,34 70.000
Castilla y León 25,00 60.000
Galicia 18,55 50.000
Aragón 30,16 40.000
País Vasco 13,59 30.000
Castilla-La Mancha 14,76 30.000
Extremadura 18,77 20.000
Asturias 10,00 10.000
Cantabria 17,09 10.000
La Rioja 15,63 5.000
Navarra 7,56 5.000

 

También es justo destacar que el consumo de agua de las piscinas residenciales en España representa menos del 1% del consumo total de agua para el suministro urbano.

En cualquier caso, y en un contexto de cambio climático y de sequía prolongada en un 35% de la península, es muy importante implementar medidas de ahorro y eficiencia para contribuir a la sostenibilidad de los recursos hídricos.

Consejos para reducir el consumo de agua en la piscina

Optimizar el consumo de agua en piscinas no solo es una práctica ecológicamente responsable, sino también económicamente beneficiosa. Implementando algunas de las siguientes estrategias contribuirás significativamente al ahorro del agua.

1. Recoge el agua de la lluvia

Utilizar sistemas de recolección de agua de lluvia para rellenar la piscina es una forma efectiva de reducir el consumo de agua potable. Esto permite conseguir agua gratis y aprovecharla al máximo.

2. No vacíes la piscina

No vaciar la piscina es una práctica recomendada para mantener la calidad del agua y reducir el consumo de agua. Los sistemas actuales de control y tratamiento del agua mantienen la calidad del agua durante años, dejando el vaciado únicamente para cuando se debe reparar el vaso.

3. Instala una cubierta

Utilizar cubiertas cuando la piscina no esté en uso puede reducir significativamente la evaporación. Las cubiertas pueden reducir la pérdida de agua por evaporación en hasta un 90%. Además, evita la suciedad, es una buena prevención de accidentes para los niños y mantiene la temperatura. Debes calcular que los precios de las cubiertas manuales oscilan entre los 50 y los 150€ el metro cuadrado.

4. Plantéate una manta térmica

Si no tienes suficientes recursos para instalar una cubierta, tienes la opción de la manta térmica. Se trata de una especia de lona que flota y que ayuda a mantener la temperatura del agua, a evitar suciedad y a prevenir la evaporación. Una manta térmica para piscinas puede costar entre 200 y 500€.

5. Habilita sistemas de recirculación y filtración eficientes

Mejorar la eficiencia de los sistemas de recirculación y filtración puede disminuir la necesidad de realizar lavados frecuentes de filtros, ahorrando muchos litros de agua.

6. Detecta y repara las fugas de inmediato

Controlar posibles fugas de manera regular puede evitar la pérdida continua de agua. Fíjate bien en las paredes de la piscina, las juntas de los azulejos y las conexiones de las tuberías, coloca marcas en la pared y asume que si de un día al otro el agua ha bajado más de un centímetro es que tienes una fuga. Existen productos en el mercado que gracias a sus componentes son capaces de detectar dónde se encuentra la fuga y repararla.

7. Utiliza sensores

Instalar sistemas de relleno automático con sensores de nivel de agua puede prevenir el llenado excesivo y asegurar que la piscina solo se llene cuando sea necesario. Muy útil para casos en los que la piscina se llena de forma automatizada.

8. Planta árboles y arbustos para reducir el viento

Es un fenómeno poco conocido, pero el viento aumenta la evaporación del agua. Plantar árboles o instalar estructuras que bloqueen el viento alrededor de la piscina puede ayudar a reducir esta pérdida.

9. Optimiza el uso de productos químicos

Un adecuado balance químico del agua puede reducir la frecuencia con la que se necesita cambiar el agua de la piscina, ahorrando importantes cantidades de litros.

Adoptar estas prácticas ayudará a asegurar que las piscinas puedan seguir siendo una fuente de ocio y diversión sin comprometer los recursos hídricos esenciales que necesitamos.

Publicidad