Guía para detectar anuncios fraudulentos

Con el uso de Internet y el avance de las tecnologías, se han propagado los anuncios falsos de alquiler y venta de viviendas, así como los fraudes. Si quieres saber la mejor forma de evitarlos, consulta este manual.

¿Qué señales me indican que puede ser un anuncio falso?

Un anuncio de un piso en Internet, en el periódico u otro medio tiene ciertas características que lo delatan como falso:

  • El precio del alquiler o de la venta es muy atractivo y mucho más bajo que el resto de pisos similares de la zona.
  • Hay que desconfiar de los chollos’ o ‘gangas’, que incluyen todos los gastos, Internet, televisión por cable y además están "totalmente reformados" en la mejor zona de la ciudad.
  • Suelen señalar que les urge la venta o el alquiler y que necesitan el dinero lo antes posible.
  • Estén escritos con un lenguaje extraño. Existen estafadores extranjeros que publican un anuncio con un español poco claro, mal traducido o con pequeños defectos gramaticales. Otros parece que haberse anunciado como si se hubiera utilizado un traductor automático.
  • En la descripción se narra una historia rocambolesca de ciudadanos extranjeros.
  • Otros anuncios son réplicas de otros ya existentes y tienen textos copiados y fotos copiadas de los originales.
  • Las fotos que aparecen tienen diferentes marcas de agua.
  • Solo ofrecen contacto vía email como único medio de contacto. La dirección de correo electrónico tampoco permite saber quién está detrás de ella: es similar a leroiharrypotter@hotmail.fr de forma que es imposible identificar un posible remitente.
  • Solo se da un teléfono móvil o los teléfonos que se ofrecen son de tarificación especial (iniciados por 905, 803, 806 o 807…).
  • También hay que sospechar si el móvil nunca está disponible. El fijo es más fiable y fácil de comprobar.

¿Cuándo se habla con el anunciante qué le delata que es un estafador?

Una vez nos hemos interesado por el piso y tomamos contacto con el anunciante, hay ciertas formas de conducta que nos pueden revelar que es un estafador:

  • Si al intentar contactar por teléfono en reiteradas ocasiones a distintas horas, siempre es un fax, o un móvil apagado, o la persona que contesta no sabe nada de ningún anuncio, debe saltar la alarma.
  • Si la respuesta del anunciante por mail entra directamente al correo no deseado o spam.
  • Si en el hilo de las conversaciones por mail se cambian iniciales y detalles y se acentúa cada vez más el poco dominio del español y no encaja con la descripción que nos ha facilitado.
  • Si el supuesto arrendador o vendedor no se identifica o lo hace de forma vaga y no quiere facilitar su documentación que acredite que es de su propiedad, como una nota simple. Si a veces lo envía, esta puede ser falsa.
  • Si el propietario supuestamente reside en importantes ciudades europeas y casualmente está fuera de España o fuera de esa provincia y no tiene disponibilidad para enseñar el piso y solo pueden enviar las llaves por un servicio de mensajería.
  • Si piden el pago por adelantado de una cantidad de dinero para enviar las llaves, sin ofrecer ninguna garantía de que se va a recibir el contrato del alquiler y las llaves. Pueden decir que el cobro del dinero queda bloqueado hasta la firma de las escrituras o del contrato de alquiler, pero puede ser mentira.
  • Si los sistemas de pago que ofrece no son fiables.
  • Si quieren que pagues a través de un intermediario para enseñarte la vivienda.

¿Qué se puedo para comprobar si el anuncio es verdadero o falso?

Si no estamos seguros de la veracidad del anuncio y el anunciante, podemos hacer algunas comprobaciones:

  • Ir al piso en cuestión y comprobar que el bien existe y que se alquila o se vende. Se puede preguntar a los vecinos o al portero o incluso, llamar y comprobar si alguien en la vivienda para hablar el estado de la casa.
  • Si no se puede acudir al lugar siempre se puede recurrir a Google Maps o Google Street y comprobar que tiene la misma terraza, puerta y fachada del anuncio, así como los exteriores.
  • Si nos piden dinero, hay que exigir obligatoriamente la documentación de identidad al supuesto propietario: el DNI, la titularidad de la vivienda o un contrato de alquiler.
  • Nos manda documentación hay que comprobar si es verdadera incluso acudir a la policía para ello. Una de las formas es acudir al Registro de la Propiedad Inmobiliaria para comprobar que el nombre del supuesto ‘dueño’ coincide on el del propietario real de la vivienda.
  • El ingreso ha de hacerse en una cuenta bancaria abierta por alguien con nombre y apellidos.
  • Si el anunciante automáticamente se muestra de acuerdo con las condiciones, sin tan siquiera intentar negociar el precio y propone una cita para concretar detalles.
  • Existen programas que sirven para geolocalizar al anunciante a través de su correo electrónico, por ejemplo, se puede comprobar si realmente es de Reino Unido e incluso localizar su IP.

¿Dónde suelen encontrarse?

Internet suele ser un ‘coladero’ que admite más fácilmente anuncios fraudulentos de viviendas en venta o en alquiler, concretamente, en páginas no profesionalizadas en la venta o alquiler de inmuebles como los portales inmobiliarios. Nos referimos a foros, a páginas de anuncios clasificados, a blogs…

También se pueden recibir en la cuenta personal del correo electrónico ofertas de venta o de alquiler de inmuebles descripciones similares a las que hemos descrito en la primera pregunta.

Normalmente, los portales inmobiliarios profesionales que tienen oferta de pisos en venta y en alquiler en Internet suelen realizar las tareas de verificación del anuncio y el anunciante, por eso, en estas webs es raro que te encuentres algo fraudulento.

¿Por qué me puedo fiar de que en los portales inmobiliarios no hay anuncios falsos?

Muchos de ellos utilizan un control automático que cruza las características básicas del inmueble (superficie y número de habitaciones) y los precios medios de mercado en la zona donde se localiza. Este sistema les pone sobre aviso cuando, se produce una diferencia llamativa entre ambos en algún anuncio. En ese caso, tienen un servicio que se pone en contacto con el anunciante para asegurarse de que no se está produciendo un error.

Además, los anunciantes particulares están obligados a comprobar que el teléfono indicado en el anuncio es correcto y les pertenece. Si se puede asegurar que el teléfono es del anunciante, automáticamente no se publica el anuncio. La identificación la hace un sistema que verifica que el número del teléfono desde el cual se envía el SMS de activación, o desde el cual se hace la llamada con este fin, es el mismo que el publicado en el anuncio. Solo después de esta comprobación el anuncio sale publicado de cara a los usuarios del portal.

Otros también mantienen canales fluidos de comunicación con la Guardia Civil y facilitan la información de los anuncios de su página necesaria a los juzgados que se la piden.

¿Cuál es el perfil de este tipo de estafador?

Existen varios tipos de estafadores que no siempre tienen por qué ser el mismo:

  • Existen un tipo de agencias de alquiler que lo primero que dicen al descolgar el teléfono es que la persona interesada debe ir personalmente a la oficina en cuestión antes de poder ver algún piso.
  • Algunos son particulares españoles con experiencia en timar que además tienen conocimientos avanzados sobre el manejo de Internet.
  • Otro es el estafador extranjero acostumbrado a timar con mensajes y procedimientos automatizados por Internet.
  • Otros incluso están familiarizados con la actividad inmobiliaria y son antiguos profesionales.

¿Qué puedo hacer si ya he sido estafado?

Si finalmente hemos entregado una cantidad de dinero y no la podemos recuperar, hay que denunciar el anuncio fraudulento en la página web donde está alojado y acudir a poner una denuncia a la comisaría más cercana, a la Guardia Civil e incluso a la Oficina de Seguridad del Internauta.

¿Qué medidas preventivas puedo tomar?

Cuando estemos contactando con el anunciante de un piso en alquiler o venta que nos interese podemos tomar algunas medidas preventivas. Algunas de ellas son:

  • Desconfiar de los ‘chollos’.
  • Consultar la fecha del anuncio, si el anunciante lleva más de 6 meses registrado, las probabilidades de que sea un estafador aumentan.
  • Desconfiar si no puedes contactar con ellos por teléfono.
  • Sospechar de los correos electrónicos que te piden datos personales y financieros como el DNI, nombre, apellidos, número de cuenta bancaria, número de la seguridad social y datos de paypal, etc.
  • No hacer ningún pago por adelantado sin tener datos de identidad del propietario y sin haber visto el piso previamente.
  • Evitar la presencia de intermediarios, ya sean personas o inmobiliarias, si los anunciantes no están dispuestos a acreditarse.
  • Si el anunciante acepta el pago por tarjeta de crédito será más de fiar, ya que los bancos tiene más medidas de seguridad que otras formas de pago, como empresas de envío de dinero o un ingreso en Western Union, Money Gram o Bidpay o similares.
  • Al hacer el pago de de una señal o reserva, debe quedar reflejado por escrito o en un contrato.
  • Guardar todos los correos electrónicos o mensajes que intercambiemos durante la operación para tener pruebas y constancia de todos los movimientos.
Publicidad
Suscríbete a nuestra news
y recibe la mejor info práctica, guías y actualidad