¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

IBI: Todo lo que necesitas saber sobre este impuesto

El IBI es uno de los impuestos más temidos por los propietarios. Además, este impuesto suscita numerosas dudas entre los ciudadanos. Preguntas como quién debe pagar este gravamen o cómo se calcula son muy comunes, sobre todo, teniendo en cuenta las notables diferencias que hay de un municipio a otro. Todos estos interrogantes tan comunes pueden generar confusión, por eso, nos hemos propuesto arrojar algo de luz  para que comprendas mejor el funcionamiento de este impuesto. 

¿Qué es el IBI?

Para entender el funcionamiento del IBI, primero hay que definir qué es. El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) es un tributo anual que grava el valor del suelo y de los inmuebles de naturaleza urbana, rústica o de carácter especial. Su gestión se distribuye entre el ministerio de Economía y Hacienda, responsable de la gestión catastral, y los ayuntamientos, encargados de la gestión tributaria.

Si bien es un impuesto municipal, cada ayuntamiento tiene la capacidad de fijar el valor del IBI dentro de los márgenes establecidos por el Estado. Este impuesto es inevitable para todos los propietarios de un inmueble, lo que lo convierte en una de las principales fuentes de ingresos para las administraciones locales.

¿Quién debe pagar el IBI?

Según la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, el sujeto pasivo encargado de pagar el IBI es el propietario del inmueble a fecha 1 de enero de cada año.

La ley también establece un listado de inmuebles exentos de abonar este tributo: 

  • Inmuebles pertenecientes al Estado, las Comunidades Autónomas y entidades locales, así como organismos públicos. 
  • Edificios de organismos oficiales de gobiernos extranjeros.
  • Los organismos públicos dedicados a la justicia. 
  • Las entidades gestoras de la Seguridad Social y las mutualidades. 
  • Las sedes de asociaciones y fundaciones. 
  • La iglesia católica y otros inmuebles pertenecientes a asociaciones religiosas. 
  • La Cruz Roja Española. 
  • Lugares o edificios declarados de interés cultural y social. 

Al mismo tiempo, algunos ayuntamientos ofrecen deducciones en el pago del IBI, siempre y cuando el propietario las solicite: 

  • Las viviendas de protección oficial pueden disfrutar de una bonificación del 50%.
  • Las cooperativas agrarias del 95%.
  • Entre 50% y 90% para las empresas dedicadas a la construcción o promoción inmobiliaria, siempre que se solicite antes del inicio de la obra. 

¿Cómo se calcula el IBI?

Pese a que los ayuntamientos establecen la cuantía final a pagar, estos basan el valor en dos conceptos aportados por el Gobierno central:

Valor catastral

En primer lugar, la cuota anual del IBI se calcula en función del valor catastral. Esta cifra es determinada por la administración pública y refleja el valor del inmueble según una serie de criterios señalados en el Catastro:

  • La ubicación del inmueble.
  • Los costes de la producción y beneficio de la actividad empresarial de promoción. 
  • El coste de ejecución de la construcción.
  • Valores del mercado, valor del suelo o de la construcción. 

Por lo general, el valor catastral se encuentra detallado en cada recibo anual del IBI. Si no es así, puede consultarse directamente en el Catastro. Además, el valor catastral no debería exceder el 50% del valor del mercado del inmueble

Tipo impositivo

Para completar la cuota del IBI, los municipios se ajustan al tipo impositivo correspondiente a los márgenes establecidos por el Ministerio de Hacienda. En el caso de inmuebles de naturaleza urbana, esta cifra oscila el 0,4% y el 1,3%

En 2023, los españoles desembolsaron una meda de 89,75 euros anuales por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Soria encabeza la lista como la ciudad con el IBI más elevado, alcanzando los 170,33 euros, lo que representa un aumento del 89,8% respecto a la media nacional. Le sigue Tarragona, con una media de 152,88 euros (un 70% más), y Lleida, con 141,18 euros (un 57,3% por encima de la media).

¿Cómo se paga el IBI?

Existen varias opciones para el pago del IBI:

  1. El pago domiciliario: es el método más adecuado para mantenerse al día con las obligaciones fiscales, ya que es rápido, sencillo y evita posibles incidencias por pagos fuera de plazo.
  2. Pago con tarjeta bancaria: esta opción ofrece comodidad al permitir el pago del tributo a través de internet.
  3. Pago en entidades bancarias: las entidades bancarias establecen plazos específicos durante los cuales se puede realizar el pago en persona en cualquier sucursal. Aunque este método requiere desplazarse, puede ser la mejor solución para propietarios de edad avanzada

¿Por qué sube el IBI?

Principalmente, el aumento del IBI se debe a la subida de los valores catastrales, que reflejan el incremento del valor del suelo, causado en parte por la revisión periódica realizada por la Administración Estatal.

¿Qué capitales han subido o bajado el IBI?

Son muchas las localidades que, dentro de sus capacidades, han decidido reducir, ajustar o subir su IBI. Entre las bajadas más representativas se encuentra Madrid, con una disminución de su IBI al 0,442%. Además, los madrileños con familia numerosa pueden disfrutar de bonificaciones que alcanzan hasta el 90% según la categoría de la familia y el valor catastral de la vivienda. Bilbao ha recuperado las bonificaciones para familias numerosas y ha aplicado una actualización general del 3%. Por su parte, Logroño ha disminuido su impuesto en un punto, pasando al 0,58%.

En Oviedo, la tasa del IBI ha bajado al 0,94%, y la ciudad ha vuelto a ofrecer bonificaciones de hasta el 75% para la reforma de locales comerciales. Zaragoza ha decidido mantener el tipo del IBI al mínimo legal, sin cambios significativos. Sevilla tampoco ha sufrido alteraciones importantes en el IBI, pero ha incrementado un 50% el recargo para pisos vacíos.

Para finalizar con los descensos, Cáceres ha experimentado una reducción media que oscila entre 7 y 15 euros, y Santander se mantiene entre las localidades cuyo impuesto no ha sufrido repuntes relevantes.

Por otro lado, Barcelona, pese a conservar su tributo en el 0,57%, ha presentado aumentos en las zonas periféricas, como Castelldefels y El Prat, con incrementos del 9% y 10% respectivamente. Donostia-San Sebastián se encuentra en el pico de subidas, donde los propietarios han sufrido un incremento del 150% para inmuebles vacíos y un 4% para el resto. Murcia también ha experimentado un aumento medio de cuatro euros.

Vigo ha subido el IBI un 4% desde el inicio de la pandemia. Aunque Málaga ha conservado su IBI urbano residencial en el 0,45%, ha actualizado el gravamen para inmuebles turísticos y de ocio al 0,75%.

¿Quién paga el IBI si se produce una compraventa?

Cuando se vende un inmueble, el responsable de pagar el IBI es el propietario que esté registrado el 1 de enero. En caso de venta a lo largo del año, se suele pactar que el comprador y vendedor asuman el pago del IBI de forma proporcional, pero es esencial que esto sea incluido en el contrato de compraventa para que no haya problemas.

¿Quién paga el IBI si el inmueble está alquilado?

En el caso de alquiler, la responsabilidad del pago del IBI recae en el propietario del inmueble. Sin embargo, si el contrato de alquiler especifica que el inquilino debe hacerse cargo del IBI, legalmente está obligado a cumplir con este pago. Cualquier acuerdo al respecto se debe documentar por escrito en el momento de la firma del contrato. En cualquier caso, el dueño del inmueble es el último responsable en caso de que haya un retraso en el pago del gravamen o un impago.

Publicidad