¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

La habitación de la Cenicienta

Quien no haya visto de niño el mágico cuento de la Cenicienta es que no tiene infancia. Sin duda, esta princesa es la heroína de muchas niñas pequeñas que se identifican con este encantador relato. Por eso, si tu niña se está haciendo mayor con estos fantásticos relatos puede que esta sea la edad para decorar su cuarto con la temática de esta fábula de hadas.

»»

La película de animación de Disney seguramente es la versión más conocida por la mayoría de los niños de esta narración. Por eso, a la hora de adaptar los cuartos a esta estética la mayoría de las vinilos para pared, las colchas, los cuadros o los muebles serán las representaciones que encontrarás más fácilmente.

»»

Una cama con forma de carroza

Una de las imágenes más espectaculares del film es la aparición de la carroza mágica que traslada a Cenicienta al baile en el castillo del príncipe. Por eso, incluirla en el interiorismo de la habitación de tu hija será un éxito total. ¿Qué te parece que tu hija tenga una cama con forma de una elegante carroza blanca? Sin duda, a tu niña le entusiasmará dormir en un lecho con una estructura de forma de carruaje, con elegantes cortinas, e incluso, que esté un poco elevada y se acceda a la cama por unas escaleras.

»»

El resto del mobiliario y los marcos de la ventana deben combinar con este tipo de cama, si lo incluimos. Lo más recomendable es que sean muebles de estilo clásico o neoclásico, de color blanco preferentemente. Si el baño está en el dormitorio principal de esta estancia, tanto los armarios como los muebles auxiliares o la decoración de la pared también deben ir acorde con esta decoración. Las mejores lámparas para esta habitación temática pueden ser las de araña o bien empotradas, pero obligatoriamente deben ser muy exhuberantes decorativamente.

»»

Asimismo, los complementos textiles también deben acompañar esta estética, como por ejemplo, las cortinas deben ser finas y blancas o de colores pasteles, al igual que las toallas del baño. También se puede incluir alfombras. Incluir oro por los accesorios de la alcoba también puede quedar genial. Se puede poner en algún candelabro, en lámparas de mesa o en los toalleros, por ejemplo.

»»

Una habitación de princesa es, seguramente, uno de los mejores regalos que le puedes hacer a tu niña. Revive el encantamiento de esta preciosa fábula que hará soñar a todas las noches a su pequeña habitante. ¿Crees que le gustaría tu hija?

Publicidad