Publicidad

Realizan cerca de 400.000 inspecciones a las instalaciones de gas madrileñas

Una de las anomalías más habituales es que la caldera no disponga de un orificio en la chimenea de salida para medir los humos de la combustión.
  • COMPARTIR
  • COMENTAR
  • 0