¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

reforma vivienda

Mejorar la cocina o el baño, cambiar las ventanas, renovar los muebles, instalar parqué o pintar son algunas de las modificaciones de menor presupuesto que permiten revalorizar la vivienda.

Existen dos herramientas que pueden ayudar a llevar a cabo la rehabilitación de un hogar de la manera más segura posible.

La posibilidad de comprar este tipo de productos a golpe de clic es la principal ventaja esgrimida por el 41% de los compradores online.

Los colores que predominan son los tonos claros: blancos (37%) y pastel (36%). Entre los colores menos elegidos por los hogares españoles destacan los oscuros (4%) y los estampados (1%).

La mitad de las casas tienen una vida media de más de 40 años. El 70% de los inmuebles de segunda mano que se venden en España han sido fruto de una reforma.

Según Housell, es posible llevar a cabo reformas en una vivienda que permitan revalorizarla un 20% de cara a su venta a posibles compradores.

Las estancias que más se reforman son las cocinas y los baños. Por su parte, los lugares en los que más reformas parciales se realizan son Madrid y Barcelona.

Los cambios que incorpora una reforma en seco rondan los 3.000 euros en una vivienda tipo. La reforma integral oscila entre los 300 y los 400 euros por metro cuadrado.

El 64% de los españoles recurre al DIY como vía de ahorro para mejorar su casa, según datos por la Asociación Nacional de Distribuidores Cerámica y Materiales de Construcción (ANDIMAC).

Por su parte, el 77% prefieren comprar una vivienda para reformar, que les permita adaptar y personalizar el espacio y las estancias conforme a sus necesidades.

Son datos de un informe de Houzz, en el que se configura que casi nueve de cada diez españoles ahorran para reformar su vivienda. Por el contrario, un 3% acude a una entidad bancaria.

La Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid ha aprobado subvenciones destinadas a la rehabilitación edificatoria. Estas consisten en el reparto de 43 millones de euros.

Desde 2013, con la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado de Alquiler de Vivienda, se incluye la rehabilitación por renta, con la que el inquilino que paga con obras tiene los mismos derechos.

Por el contrario, el 40% de los consultados afirman que prefieren buscar profesionales por Internet para obtener presupuestos más competitivos.

Los españoles se gastan a día de hoy un 50% más en reformar sus viviendas que hace tres años, con una inversión media de 4.500 euros y las obras tienen cada vez más envergadura.