¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad

vivienda vacía

Aún se está empezando a trabajar en esta medida y, «cuando se empiece a aplicar este canon, estaremos en otro mandato».

La penalización a los propietarios de vivienda vacía se aplicará en el Impuestos sobre Bienes Inmuebles (IBI) con una subida de hasta el 150%. Pero, pese a que la intención teórica está clara, la práctica de la misma parece algo más compleja.

El Gobierno Vasco ha aprobado el decreto que impone un canon de 10 euros por metro cuadrado y año a los pisos que estén deshabitados durante más de dos años.

Con esta iniciativa, que desarrolla la Ley vasca de Vivienda, se pretende movilizar el parque residencial vacío y garantizar la función social de la vivienda.

Hay dos propuestas socialistas sobre alquiler y vivienda vacía que cobran fuerza y que todo apunta a que irán recogidas en el nuevo marco normativo.

Podemos y PSOE han llegado a un principio de acuerdo para movilizar vivienda vacía a través de recargos de hasta el 50% en la cuota del impuesto sobre bienes inmuebles.

Los ayuntamientos podrán plantear subidas del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) de hasta el 50% a las viviendas que permanezcan vacías más de dos años.

Se trata de una posibilidad que ya recoge la ley reguladora de haciendas locales desde 2004, pero que nunca se ha podido desarrollar.

Se implantarían recargos de hasta el 50% en la cuota del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), que los ayuntamientos podrían aplicar a su potestad.

Las grandes ciudades cuentan con una proporción de vivienda vacía significativamente muy por debajo de la media, con Madrid en el 5,4% del parque y Barcelona en el 3,1%.

Los destinatarios son, por un lado, los propietarios de esas casas. Por otro, las familias o personas que tengan problemas para acceder a una vivienda.

Analizamos los cambios que la futura normativa, la primera en democracia que regula el derecho a una vivienda digna, tiene previsto incluir en materia de alquiler.

Actualmente no existe en España una calificación única de lo que se considera vivienda vacía, por lo que resulta imposible cuantificar el número de inmuebles en esa situación.

Hay que asumir una serie de facturas y pago de tributos, entre los que destacan los gastos de comunidad, tasas municipales, seguros y costes de suministros, como electricidad o gas.

Ahora se considera vivienda vacía aquella que permanece desocupada permanentemente, sin causa justificada, por un plazo de más de dos años.