¿Tienes ganas de más?
Suscríbete a nuestra news para recibir recomendaciones, guías y temas de actualidad
Financiar

Todo lo que tienes que preguntar al banco antes de firmar


De entre todos los gastos que implica comprar una casa, la hipoteca es el más importante. Pero este contrato bancario no solo implica saber cuánto dinero vas a tener que pagar cada mes durante los próximos años. Este acuerdo financiero conlleva otra serie de consecuencias que debes saber para no llevarte sorpresas.

Tanto si estás buscando un préstamo para pagar tu casa como si te encuentras a punto de cerrar la operación, te recomendamos que leas la siguiente guía. Seguro que después tendrás claro qué es lo que debes preguntar a tu banco antes de plasmar tu firma en el contrato hipotecario.

¿Qué tipo de hipotecas se ofrecen?

La oferta bancaria es amplia, por lo que a la hora de decantarte por uno u otro préstamo deberás conocer los distintos tipos de productos que existen y elegir aquel que mejores condiciones te ofrezca. Algunos de los indicadores clave que tendrás que tener en cuenta en el momento de comparar hipotecas son:

  • El plazo de amortización. Es el tiempo durante el que tendrás que pagar puntualmente tu cuota. Se mide en meses o en años. Suele ocupar varias décadas.
  • La cuota mensual. Es la cantidad de dinero que pagas cada mes. Representa un porcentaje de tus ingresos que no debe sobrepasar el 30%-35%.
  • El tipo de interés. Es la ganancia que la entidad se lleva cada mes por facilitarte la financiación que solicitas. Es un porcentaje que se suma al capital que devuelves.
  • Variable, fija o mixta. Este tipo de interés puede ser un porcentaje invariable o uno que dependa de una valor de referencia cambiante, como el Euríbor. Debes analizar si quieres una cuota estable o alinearte a la coyuntura del mercado financiero.

¿Cuáles son los gastos de la hipoteca?

Los principales gastos a la hora de formalizar una hipoteca tienen que ver con la tasación, la gestoría, el registro y la notaría. Sin embargo, como cliente debes saber que tú solo tendrás que asumir el de tasación.  Este es un trámite que permite al banco conocer el valor de tu futura vivienda y, a partir de ahí, calcular hasta qué cantidad de dinero puede facilitarte. El banco asume el resto, también las escrituras de la hipoteca, pero tú deberás pagar las copias sucesivas. Por otro lado, también debes contar con dinero ahorrado para pagar la comisión de apertura del préstamo, en caso de que exista.

¿Tengo que contratar productos adicionales?

Los productos vinculados o combinados son aquellos que el banco te ofrece con el fin de bonificar la hipoteca, de manera que, si los contratas, te beneficiarás de un tipo de interés más atractivo. Algunos de los más comunes son el seguro del hogar, el plan de pensiones o el seguro de vida. Estos productos no estaban regulados en España hasta la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria en 2019, una normativa que permite a los clientes contratarlos a través de un tercero.

Sin embargo, debes tener presente que, si bien no es obligatorio contratarlos a través de la entidad financiera, si lo haces podrás mejorar las condiciones de tu préstamo. De hecho, se estima que, de media, su contratación representa una bajada de entre el 1% y el 1,3% del diferencial de la hipoteca en comparación con el mismo préstamo sin dicha vinculación.

¿Me van a penalizar si cancelo la hipoteca por anticipado?

La vida de una hipoteca es larga, por lo que es posible que durante esos años consigas ahorrar y puedas destinar ese dinero a llevar a cabo amortizaciones parciales del préstamo o, quién sabe, a cancelar la hipoteca por anticipado.

Si te encuentras entre estos afortunados, debes saber que el banco te cobrará una comisión. Esta cantidad, no obstante, viene determinada por la Ley Hipotecaria, que establece lo siguiente:

  • Cuando la hipoteca es variable, la comisión llegará a ser de hasta el 0,25% si la amortización tiene lugar durante los tres primeros años de la vida del préstamo. La cantidad baja al 0,15% si la cancelación se produce en los cinco primeros años.
  • Cuando la hipoteca es fija, la tasa que el banco puede cobrarte puede ser de hasta el 2% en el caso de que canceles durante los primeros diez años de vida del préstamo. Si ese pago se retrasa a los siguientes, la comisión bajaría hasta el 1,5%.

¿Cuánto tiempo tardaré en firmar una hipoteca?

Cuando te hayas decidido por un tipo de hipoteca y el banco te haya dado su visto bueno, tienes que tener en cuenta que se abre un periodo que puede dilatar la formalización de la operación. Estos son los pasos:

Envío de la información de la hipoteca

El banco tiene que enviarte la información relativa al préstamo, para que tú como titular la estudies y comprendas los términos del contrato. El tiempo que transcurre entre que la entidad aprueba tu solicitud y te envía la documentación se sitúa en torno a las dos semanas.

Acta notarial

Una vez analices la documentación y resuelvas tus dudas con el gestor que te asigne la entidad tendrás que firmar el acta notarial, para que el notario dé fe de que has entendido todos los términos del contrario. Por ley, este plazo debe llevarse a cabo como mucho en diez días.

Firma y registro de la hipoteca

Deberás volver al notario, una segunda vez, para proceder a la firma del préstamo. Entre una y otra visita no hay un periodo de tiempo estipulado. Sí lo tiene, por el contrario, el registro de la hipoteca, último paso que deberás dar, el cual tarda aproximadamente 15 días laborales en materializarse.

Publicidad